Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Track No.12 - Dependencia.

Definitivamente hay tantas cosas que miro hoy, y no son como yo quisiera que fueran.
Definitivamente hay tantas cosas en las cuales miro atrás, y hay dolor.
Definitivamente hay tantas cosas que me miro hoy, y hay tanto que mejorar.



Definitivamente entiendo que todo lo que pasa lo provocas para yo aceptar que...
...SÓLO DEPENDO DE TI PARA SEGUIR, diciéndome:
NO DESMAYES, YO SOY.


♫ No desmayes - Marco Barrientos.

Track No.11 - Gracias.

Gracias por darme el mejor día de mi vida.
Por este día en el cual he comprendido hacia debo mis ojos fijar.
¿Qué hubiera hecho sin tu guía?
Probablemente aún habría una venda cubriendo mi vista...
...sólo Tú me haces ver la luz.

Gracias por decirme cuánto me amas.
Gracias por darme otra oportunidad.
Gracias por confiar en mí, incluso más de lo que yo confio en mí misma.



Gracias por esperarme cada mañana al despertar.
Gracias por estar a mi lado cuando nadie está,
y por respaldarme cuando el viento solpla en mi contra.
Gracias por ser mi fuente de vida,
donde hallo el agua que sacia mi sed...
...donde encuentro el descanso, el cual sólo está en tus brazos.

Gracias por tu fidelidad, porque aún cuando yo fiel no era...
...tu mirada siempre alrededor mi estuvo.
Gracias por el sufrimiento y por la corrección.
Gracias por tu anhelo de hacerme mejor.
Gracias por hacerme débil, para poder sólo de ti depender...
...y en ti hallar la fortaleza que me impulsa a seguir.

Gracias por ser mi aliento…

Track No.10 - Alfarero.

Cuántas conversaciones habremos perdido. Cuántos abrazos habre desperdiciado. Cuántas de aquellas caricias sobre mi cabeza que tanto adoro, no las sentí más. Cuánto tiempo perdido... Me alejé de tus manos, y sólo hallé la muerte. Amado, amado alfarero... me asombra pensar que aún quieras mi greda; Tómame y hazme de nuevo.
Una dulce canción retumba en mis oídos, me recuerda que aunque esta sucia greda mía se manche, Tú siempre estarás ahí para crear un hermosa una vasija de nuevo. Alfarero, soy tu perfecta creación, y te abandoné. ¿Cuánto habrás llorado? ¿Cuánto me habrás extrañado? Oh, alfarero... amado alfarero, me has encontrado como la primera vez y es hora de volver al primer amor. Es hora de recuperar el tiempo perdido. De recuperar esas largas noches de aprendizaje junto a ti. Qué tonta fui al creer que hablaba sola, al creer que nadie veía mis lágrimas caer. Me asombras, alfarero. como me ofreces tus manos para moldearme y empezar de nuevo.
Ahora la oyó girar... y rodar... y sie…