Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Track No.14 - Regalo.

Érase una vez, hace muchos, muchos años, anduvo por esta Tierra un hombre; pero este no era un hombre cualquiera. Él era un Príncipe, que desde su trono veía como en el mundo sólo había oscuridad. Este Príncipe veía constantemente como la gente sufría al tener un vacío en su corazón, ya que habían dejado de lado el amor del Rey, su padre. El Príncipe lloraba al ver como la gente caminaba sin rumbo, y vivían en prisión al no escuchar la voz de su padre, el Rey.

Un día, el Rey cansado del abandono de su pueblo toma una decisión radical, la cual cambiará el destino de la humanidad. - "No me queda otra alternativa..." -determinó el Rey. - "Tendré que destruir mi pueblo, no soporto verlos así, no quieren escucharme." Entonces el Príncipe al sentir la profunda angustia de su Padre, se levanta de su trono y lo abraza, entonces el Príncipe se quita su corona y se arrodilla delante de su Padre. - "Yo iré, el mundo necesita oír que hay alguien que puede convertir su osc…

Track No.13 - Amor.

Oh, tu amor; Sin el soy sólo una hoja en blanco, ¿quién escribirá en ella?
Eres Tú el Maestro que puede tomar el tintero y la pluma y escribir mi historia?
Una historia a la que sólo Tú puedes dar sentido.
Sin ti es sólo una historia sin rumbo ni principio.
Esta historia llamada "Vida mía", si no eres Tú, ¿quién la comenzará?

Oh, tu amor; Sin el soy sólo una hoja en blanco que espera ser escrita.
Ven Tú y dale un comienzo a esta historia,
que acaba en un eterno vals entre Tú y yo.

Oh, tu amor; Sin el soy sólo una en blanco, que anhela ser llena de color con tus caricias.
Comienzas a pasar tu mano sobre este papel,
y puedo oír como tarareas aquella canción, nuestra canción.

Oh, tu amor; Tu dulce amor.
Llena de libertad mi vida, y mi hoja comienza a ser escrita...

Oh, tu amor; Enmudece mi voz.
¿Qué más puedo decir?
La luz que puedo palpar hoy es hermosa.
Tú eres hermoso.

Oh, tu amor; Es como la perla más preciosa.
La encuentro y dejo todo por poseerla,
y guardarla entre mis ma…