Como niña



Creo como niña a tu amor, y a tus ojos.
Sobre todo a tu amor.
Sobre todo a tus ojos.
Sobre todo como niña.

Creo a tu creatividad.
A que puedes cambiar, cambiar mi nefasta inestabilidad.
Creo a tu anhelo,
De enseñarme lo oculto, lo secreto.
Creo a tu locura,
De transformar en paraíso mi infierno interior.
Creo a tus sandalias, a tus lágrimas, a tu sangre,
Esa que mató mis soledades.

Creo a tu mirada,
La que aguarda mis palabras.
Creo a tu pensamiento,
El que acaba con el mío, ese que está tan podrido.
Creo a tu sueño de morir por mí,
Y a mi sueño de ahora vivir para ti.

Creo a tu corazón,
A ese que explota de pasión.
Creo a tu boca,
La que canta, la que crea instantes, destinos, galaxias.
Creo al Cielo que dibujas con tus dedos,
Y a las nubes, las que son como algodón;
Las que tienen forma de suspiros de un corazón desesperado de amor.

Creo a la flor,
A ese detalle que quiere conquistar mi atención.
Creo al viento como una invitación,
Que me haces a bailar, a disfrutar.
Creo a tu sonrisa, que me tiene aquí,
También a tu deliciosa risa,
Aquella que me atrajo sin aviso, sin prisa.

Creo a Ti.
Creo, vivo, creo y vuelvo a vivir.
Vivir, vivir y escribir,
Porque creo en Ti.

Vida, creo en Ti.
Sobre todo a tu amor.
Sobre todo a tus ojos.
Sobre todo como niña.